Sufrido empate de España

España no pasó del empate frente a Italia (1-1) en un encuentro frenético, en el que los italianos se alejaron del ‘catenaccio’ para tutear a La Roja. Di Natale, en el minuto 60, y Cesc Fàbregas, en el 63, fueron los goleadores del encuentro.

Cesc Fàbregas, ante Buffon (FOTO: Cordon Press)


España fue incapaz de superar a Italia en su estreno en la Eurocopa de Polonia y Ucrania y cayó presa de la trampa tendida por el seleccionador italiano, Cesare Prandelli. Éste
 renunció al catenacciopara intimidar a La Roja y dispuso un 3-5-2 que dotó a la azurra de contundencia defensiva, solidez en el medio campo y peligrosidad en un ataque comandado por Mario Balotelli y Antonio Cassano. Maggio, por el flanco derecho, y Giaccherini, por el izquierdo, fueron dos auténticos estiletes y con sus rápidas internadas por la banda revolucionaron a Italia e intimidaron a España, especialmente, durante el primer tiempo.

A la descolocación de España se sumó su falta de posesión y de definición, puesto que la fórmula de jugar sin un ’9′ puro no acabó de cuajar. A Cesc Fàbregas, que jugó como falso ’9′ con David Silva por la derecha y Andrés Iniesta por la izquierda, apenas le llegaron balones y Silva, por su parte, se mostró especialmente errático en la definición. Sin ocasiones ni balón, a España se le hizo muy largo un primer tiempo frenético y comandado por Italia. Pirlo, Cassano y Thiago Motta fueron los futbolistas italianos que gozaron de mejores ocasiones mientras que por el bando español destacaba el ahínco y las ganas de Andrés Iniesta, el mejor de los primeros 45 minutos españoles.
Tras la reanudación, España se recuperó del susto inicial y ganó en iniciativa y empuje liderada, nuevamente, por el de Fuentealbilla y por Cesc Fàbregas, más activo en su rol de falso ’9′.  Aparecieron las ocasiones, se redujeron las distancias entre ambas selecciones y España empezó a creer en sí misma, ante la presión asfixiante de Italia. Pese a ello, no obstante, fueron los italianos los primeros en dar el zarpazo mediante Antonio Di Natale, quien relevó a Mario Balotelli en el minuto 55 y marcó el gol de Italia en el 60.

El delantero de Udinese confirmó su excelso momento de forma y aprovechó una majestuosa asistencia de Andrea Pirlo para anotar el 0-1. El gol italiano, en cualquier caso, no frenó la furia de una España que redujo distancias en el 63, mediante un Cesc Fàbregas que, por su parte, se aprovechó de un excelso centro de David Silva.

Con el 1-1 en el marcador, Vicente del Bosque decidió mover ficha para dar entrada, primero, a Jesús Navas en detrimento de Silva (64) y después a Fernando Torres por Cesc (74). Los cambios beneficiaron al juego español, que recuperó la figura del ’9′ puro, aunque el Niño se mostró demasiado errático cara a puerta. No supo culminar los buenos centros de Navas y también erró en un uno contra uno con Gianluigi Buffon. La situación provocó que el 1-1 no se moviera del marcador y que, al final, España diera por bueno el empate frente a una Italia sorprendente, que no quiere quedarse en un segudo plano en esta Eurocopa.

Fuente:   www.eurocopa.com

Comentarios 0

Registrate o haz login para hacer un comentario